PAÍS: Francia

El bordelés Alexandre Sirech pasó gran parte de su vida trabajando en el extranjero para volver en 2006 a su ciudad natal e impulsar su propio proyecto, combinando las técnicas más modernas con un terroir clásico y tradicional. De esta forma, Sirech ha traslado la forma de trabajar del Nuevo Mundo a Burdeos, en concreto Liborne, con vistas al río Dordogne. En la bodega se persigue la máxima perfección en todas las fases de la concepción del vino.

alexandre-sirech-medio